Aquí te compartimos cinco aspectos de tu nuevo hogar que quizás no te has dado cuenta que podrías mejorar

La emoción de conseguir un crédito hipotecario y trasladar tus pertenecías a tu nueva casa, no es excusa para pasar por alto aspectos importantes dentro de tu nuevo hogar que podrían cambiar significativamente tu experiencia y calidad de vida.

Remodelar una casa no tiene por qué ser costoso, especialmente considerando los gastos que acompañan la compra de una casa.

Ya sea que hayas comprado una casa nueva, o una casa usada, recuerda que detalles pequeños pueden convertirse en grandes problemas si no se atienden oportunamente.

Entonces ¿cómo remodelar una casa sin gastar mucho?

  • Cambia cerraduras y picaportes
  • Asegura las protecciones en ventanas y puertas
  • Añade o elimina conexiones eléctricas
  • Utiliza pintura de buena calidad y antihumedad
  • Deshecha o dona artículos que ya no utilices

Cambia cerraduras y picaportes

Cuando una casa se encuentra en obra negra, es común que los constructores ocupen picaportes y cerraduras temporales para terminar sus trabajos a tiempo. Si tu casa es nueva, cambia las chapas para evitar accidentes con piezas de mala calidad que puedan dañar puertas o ventanas.

Una cerradura no necesariamente es cara. Existen opciones que van desde $300 pesos dependiendo de la complejidad del sistema, y que pueden instalarse fácilmente siguiendo las instrucciones.

Por otro lado, los picaportes de las puertas usualmente vienen con llaves que pudieron haberse extraviado o que no funcionan. El hacer el cambio de estos elementos, puede evitar que llames a un cerrajero de última hora en caso de que ocurra algún accidente con tus puertas.

Esto también aplica si tu casa fue ocupada por alguien antes de ti, ya que, dependiendo de la edad de la casa, puede ser que los sistemas mecánicos de las cerraduras necesiten mantenimiento.

Asegura las protecciones en puertas y ventanas

Actualmente es difícil encontrar una casa que no cuente con las medidas de seguridad adecuadas, sin embargo, tener ventanas y puertas expuestas representa una invitación a intrusos que ponen en peligro la seguridad de tu familia

Es muy recomendado revisar las protecciones instaladas frente a las entradas de la casa, y en caso de encontrarlas en mal estado, considerar un cambio tomando en cuenta que un buen trabajo de herrería ronda entre los $1,000 y $2,500 pesos aproximadamente (dependiendo del número de ventanas que tenga tu hogar y el estilo de protección que desees.)

Esta inversión podría hacer la diferencia entre una seguridad garantizada y permanecer vulnerable a robos y demás situaciones peligrosas.

Añade o elimina conexiones eléctricas

Las conexiones eléctricas son tan útiles como peligrosas. En los casos de casas usadas, pueden presentar cortos circuitos, óxido, hundimientos, humedad y bajones de electricidad.

Esto afecta la calidad de vida de quienes habitan una casa nueva. Antes de iniciar la mudanza, revisa las conexiones eléctricas y asegúrate de que funcionen correctamente. Realiza un mapa de la casa para ubicar tus pertenencias y reemplazar o tapar aquellas conexiones que no sean tan útiles o que puedan provocar accidentes como incendios o apagones.

Utiliza pintura de buena calidad y antihumedad

Algunas casas pasan mucho tiempo deshabitadas, por lo que no reciben el mantenimiento adecuado y los problemas de humedad y pintura surgen. Si deseas remodelar tu casa, un paso para realizarlo es invertir en pintura de buena calidad que le dé un aire diferente y fresco.

Existe una gran diferencia entre las pinturas genéricas y las de buena calidad, y a pesar de que, al principio consideres que el precio la segunda es más elevada, debes pensar en las complicaciones que resultan del comprar pintura de mala calidad muy seguido.

La humedad, por otro lado, se hace presente dependiendo de las condiciones climatológicas y de los materiales de construcción, pero puede afectar circuitos eléctricos, cimientos y hasta la salud de los habitantes.

Existen algunos tipos de pintura contra humedad, diferente a un impermeabilizante, que representan una inversión útil para cuidar del bienestar de tu familia.

Deshecha o dona artículos que ya no utilices

Además de resolver los problemas técnicos que pudieran presentarse en una casa, una remodelación también incluye todos los objetos que mudes al nuevo espacio. Puedes realizar un inventario de tus pertenencias y separarlas en tres categorías:

  • Útiles
  • Reparables o reemplazables
  • Desechables

Estas tres categorías harán más fácil el proceso de mudanza y de acondicionamiento de los espacios, así como ayudarán a que tu casa se vea menos amontonada.

Por otro lado, la decoración a veces puede parecer no tan importante, pero es un factor indispensable para que puedas sentirte cómodo en tu nueva casa.

Existen muchas formas de adecuar tu espacio.
Tomar la decisión de remodelar tu casa hará una gran diferencia en tu vida. ¡No esperes más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.